15 de agosto de 2010

Enseña tus encantos querida!

Últimamente he dejado algo de lado los post sobre las tendencias que vendrán con la llegada del frío y quisiera volver por la Puerta Grande, como los toreros, con una de mis favoritas: el encaje.
Para todos aquellos poco duchos en la materia diré que el encaje es el tejido ornamental o transparente que se adorna con bordados y que lo mismo encuentras en el guardarropa de una venerable ancianita que en el del bomboncito sexy por el que suspiras. 
Y es justo eso lo que me enamora de las prendas de encaje, las puedes llevar al trabajo, al pub de moda o a cenar con los amigos y siempre funciona!! El truco está, obviamente, en dosificarlo y ajustarlo a cada momento.



Esta tendencia que arrancó con el comienzo de la Primavera, se mantendrá como imprescindible en nuestros armarios hasta el Invierno y será apuesta segura  de la nueva temporada. El negro, rosa pálido y nude serán los colores y firmas como Prada, Balmain o Elie Saab los oráculos.



Aunque si cabe destacar algo nuevo, es el triunfo del encaje en el mundo de los accesorios. Bolsos, zapatos y   especialmente leggins y medias que se llenarán de trazos y dibujos de todo tipo.






Ante tal vorágine de transparencias más o menos sutiles, yo me conformo con encontrar un vestidito de encaje negro y forro nude que me trate bien, no me haga gorda y no vacie mis bolsillos...Que dé comienzo la caza!



 Y si vosotras no queréis fallar optar por lucirlo ajustándolo a la situación (nada de mini vestidos de encaje con escote de vértigo para el día, por Dios). El quit de la cuestión está en ser vosotras mismas, ya sea con una básica por debajo para las menos atrevidas, ya sea con sujetador a la vista y mucha actitud de por medio para las que gozan de una inmejorable autoestima...

Elijas lo que elijas enseña tus encantos, querida.